domingo, 23 de octubre de 2011

¡Extranjera soy! Nueva vida en el antiguo continente.

Heme aquí, ya son tres semanas en España. Estoy en Alcalá de Henares, la ciudad de Miguel de Cervantes, la cuna del Quijote, patrimonio de la humanidad (así lo dice en todos lados), en definitiva también, una ciudad universitaria en donde se celebra al son de las músicas del medioevo y también de rumba universitaria (luego les contaré).

En Colombia quedó mi adorada familia, mis amigos, mi banda (ahora ex-banda), mis lugares e historias, también mi colección de libros, cd’s y dvd’s (Sniff!!!), esto para una melómana y lectora como yo es como andar medio vacía… Había que viajar ligero al final de cuentas, sólo espero que estos tesoros (si, materiales, pero mis tesoros) queden muy bien cuidados en casa.

La partida: despedidas aquí y allá, encuentros con amigos, llena de abrazos, mensajes, buenos deseos, sonrisas y lágrimas también, en especial las de mi hermana Susana en el aeropuerto me arrugaron el corazón. Muchas personas a las que les quedé debiendo un hasta luego y un abrazo, ahí disculparán el marcharme con tanto afán. Afán por un nuevo reto académico y profesional: Universidad de Alcalá, allá voy!

Primero, escala en Ciudad de Panamá en un aeropuerto que parece un pequeño mall y sin wi-fi… Al menos había un libro y cámara fotográfica a la mano.

Bueno, siguió un viaje de 10 horas cruzando el océano, me entretuve conversando con una joven colega que también iba a estudiar a España pero a Barcelona, también me entretuve viendo “Midnight in Paris” de Woody Allen (ya la había visto pero valía la pena repetirla) y escuchando algo de música clásica hasta por fin llegar a Madrid, no fue fácil dormir durante el trayecto.

Llegada, cero aduana, en inmigración sólo miraron mi visa, un sello y chao, ¡Bienvenida a España! El paseo ahora era dirigirse del Aeropuerto de Barajas a Alcalá de Henares, afortunadamente conté con la ayuda de un amigo de hace varios años, colombiano que vive hace dos en Madrid, con quien pude llegar hasta mi nuevo hogar cruzando todo Alcalá. Ya en la nueva ciudad, la caminé un poco y por primera vez veo que hay lugares en el mundo en el que el sol aún ilumina a las 7:30 p.m. (de la tarde en este caso).

Estoy viviendo ahora en una casa grande con varias chicas, en su mayoría de República Dominicana. Las residencias son como casas unifamiliares y por cada casa hay de a 4 hasta 8 estudiantes, mi casa queda un poco al fondo de la entrada principal pero muy cerca al paradero de bus y a la ciclorruta.

Alcalá de Henares queda a 30 Km de Madrid, es plana, así que es fácil caminarla y andarla en bicicleta, es genial. Todo es referente a Cervantes y el Quijote, incluso hubo hace poco un mercado medieval muy bonito en Alcalá. Tiene muchos lugares para comer las famosas Tapas Españolas con una buena cerveza, hay parques y calles muy bellas, como la Calle Mayor que es de las principales, da gusto caminarla. El centro de Alcalá es otra historia diferente a los tipos de “Centro de Ciudad” a los que estaba acostumbrada, nada que ver con los caóticos centros de Medellín o Bogotá.

La ciudad es pequeña, es fácil conocerla pero toca memorizar bien las direcciones ya que todo es por nombre y no por números (los primeros días caminando me perdí). Ya ahora la conozco bien. He tenido la oportunidad de ir conociendo personas de diferentes lados como México, Perú, Paraguay, Brasil, Guatemala, Nicaragua, Rep. Dominicana y ya he conocido algunos colombianos (de Bogotá, Valledupar y Medellín), por supuesto muchos españoles.

Llegué en pleno verano extendido en España, así que me ha tocado bastante sol y calor, pero es muy seco. Apenas en los últimos tres días está comenzando a sentirse el frio, la verdad es que el otoño se ha demorado en llegar por estos lados, aunque ha resultado conveniente para salir a caminar Alcalá y disfrutar de lo que fueron las Fiestas Cervantinas y su mercado Medieval, transportarme a aquella época con las personificaciones y la música medieval presente.

Algo más, ya estuve en Madrid, la he recorrido un poco en metro, he caminado algo del centro y es muy bello, estuve en el Parque de El Retiro (es extremadamente bonito) y pasé por el Museo del Prado, también estuve en la marcha del Movimiento de los Indignados el 15 de Octubre, bonita manifestación con una razón de ser: la hacer un llamado a de despertar del letargo actual y hace poco estuve en Toledo que es como a una hora de Madrid, un pueblito muy bello, antiguo, con muchas callecitas estrechas. Compartiré nuevas publicaciones acerca del 15-O y Toledo por aparte.

¡Mira que gentío! 15-O Es mucho por contar más lo que aún me falta. Estoy pendiente de ir a Portugal próximamente, un sueño que se me va a cumplir, voy a conocer a maravillosas personas con quienes he tenido una amistad a distancia y con la misión de escribir una historia musical para este blog.

Ha comenzado una nueva aventura de vida, hoy soy una extranjera y lo seré por un largo tiempo, aprendiendo a vivir en un nuevo país, a conocer personas de diversas nacionalidades, a entender otras maneras de ver la vida, el mundo, mi propio país y el que ahora habito. En Alcalá de Henares, extranjera soy...